DEADPOOL CON ACEITUNAS 

  

Lo malo de los géneros es que crean enormes sacos en donde caben demasiadas películas. El saco “Comedia” pone los infumables subproductos de Pajares y Esteso en el mismo sitio que toda la obra de Lubitsch (Ya podéis llamarme gafapasta, que no quede por mí daros carnaza), el saco “Romántico” lleva dentro aquella chorrada cursi llamada Love Story al lado de los contrastes agridulces de Stanley Donen en Dos en la Carretera. El saco de la “Acción” incluye maravillas como La Jungla de Cristal y macarradas mal hechas como Ejecutor.

Peor aún es que muchas películas no responden únicamente a un genero, pero nuestra manía de etiquetarlo todo nos hace incluirlas. No es, por ejemplo,, Rocky una película de acción sino eminentemente romántica, pero sale Stallone y hay puñetazos… No es Zoolander una comedia disparatada sin más, sino una crítica demoledora de la sociedad practicante del “elogio de la ignorancia” en la que vivimos, pero sale Ben Stilller y hay risas… 
No es, y ya llego donde quiero llegar, Soldado de invierno una peli de superhéroes sino una película profundamente política, realmente mucho más cerca de aquella Tempestad sobre Washington, pero sale el Capitán América y tira el escudo. Tampoco lo es la primera de Thor, que habla más de las relaciones shakesperianas (nonianas) de los habitantes de Asgard y seguramente por eso se eligió a Kenneth Branagh para dirigirla.

Y no, tampoco es Deadpool una película de superhérores, o sea, lo es, pero una que está mucho más cerca de la saga de Agárralo como puedas o de las comedias extremas del Judd Apatow de los 2000 o de las de John Hughes de los 80 (El homenaje a Todo en un día de la escena post créditos lo delata) 

Me da un poco de rabia/miedo leer por ahí que Deadpool es la mejor película de superhérores que se ha hecho. Básicamente porque me recuerda a cómo llamamos El Clásico a cualquier partido Madrid/Barcelona meses antes de que se haya celebrado, sin darle tiempo a convertirse puramente en clásico, esperando a que haya otro partido igual para volver a llamar El Clásico al siguiente. Me da la impresión de que algo parecido está pasado con estas películas, siempre la última que sale es la mejor, la definitiva, la que reinventa el cine de superhéroes: un clásico.
Y no, Deadpool no es un clásico, no es la mejor peli de Marvel, no es una obra maestra, y me da igual, tan igual que no lo sea como me da igual que no lo sea “Maximo Riesgo”, cada vez que la vea disfrutaré de la inyección de adrenalina que regala con el paquete pasando de sus defectos
Vaya por delante que me reí como hace mucho en el cine, que vibré durante dos horas como un adolescente de mi época viendo Cobra (otra de las muchas pelis a las que se hace homenaje) y que, por tanto, me gustó horrores esta huida hacia adelante que tanto Fox como Ryan Reynolds han fabricado para salvar a sus franquicias (básicamente X-MEN) de la inevitable absorción por parte de Disney si seguían cosechando un fracaso tras otro.

Porque eso es Deadpool, el coche de Thelma Y Louise que, perseguido por todos tratan de huir de un miserable pasado acelerando, pateando culos de camioneros y con la música a tope. “Como no tenemos nada que perder, acelera”

La película más gamberra de superhéroes, la más divertida, no la mejor, aunque seguramente eso dé igual. También es, seguramente, la película que más rápido se quedará vieja de todas, no sólo por sus chistes anclados en la actualidad sino por unos efectos especiales realmente malotes de los que la propia película se ríe (¿Ese Coloso tan cutre?) 
Pero te ríes, te ríes mucho, hay chistes brillantes como el de Liam Neeson, y homenajes autofustigadores a Green Lantern que dan ganas de aplaudir. Y eso me da la misma vida y me hace tener cariño a esta película. Una historia reducida a lo que cabe en un post-it pero contada con tanta gracia que se agradece lo liviano.
Ojo, Deadpool en el cómic ya era eso que te leías sin pretensión de encontrar algo más que unas risas, unos palos y un poco de acercarse a los límites de lo que la censura americana permite, y no es poco. La diferencia es que en el cómic eso acaba cansando y en la película es lo que esperaremos en cada secuela. 

Igual que a veces te apetece pizza y otras un caro restaurante de elaborados y sorprendentes platos, a veces leyendo te apetece pizza de piña con aceitunas… Y eso es Deadpool la deliciosa, guarra, extravagante y divertida pizza de piña con aceitunas que te quita el hambre una noche de guarro sofá, bendita sea.

PD.- Ni idea de cómo habrán doblado esta película, la cantidad de chistes sobre personajes sólo conocidos en la cultura americana me hace sospechar que tiene una adaptación complicada. La manera en que Ryan Reynolds suelta sus chistes en una interpretación basada más en su voz y su actitud física que en su cara (por motivos obvios) me hace temer que le hayan puesto la habitual voz de “Eh, soy gracioso y lo digo todo con tono de gracioso” que suelen usar los dobladores de comedia en España. Ya me contaréis. 
  

Anuncios

7 comentarios en “DEADPOOL CON ACEITUNAS 

  1. Cinéfilo Cortés dijo:

    Hacía tiempo que no me reía tanto con una película en el cine.

    Como bien dice Arturo, reaviva esos sentimientos que producían determinadas películas de los 80, donde la trama no era complicada, pero estaba tan bien contada y tenía tan buen ritmo, que hacía que salieras de la sala con ganas de volver a verla.

    Creo que ése es ante todo el gran logro de Deadpool y lo que hace que pueda ser un referente en lo que a entretenimiento bien contado se refiere.

    Es cierto que nunca será un Batman Nolaniano (niano nano) pero para mi (no siendo ningún fanático de los comic) sí es muy superior a otras cintas de Marvel, las cuales con presupuestos fantásticos y unas pretensiones estelares, te dejan como cuando pides una empanadilla de bonito en el bar de enfrente, que de bonito sólo tiene el nombre, quedándote poca sustancia que saborear.

    Por el contrario, Deadpool, con un presupuesto mucho más escueto (Demasiado bien están los efectos especiales por ese precio) y sin pretensiones grandilocuentes, logra hacerte disfrutar como un enano de un personaje que rápidamente se te queda grabado a fuego.

    Y como bien dice el bueno de Arturo, esta película le da una patada en los respetos a toda la gente que muere si no es capaz de clasificar algo dentro de una categoría clara.

    Deadpool, es una historia de amor, es puro humor desvergonzado, es heroísmo y egoísmo, es como la vida misma… inclasificable.

  2. ulises_elgrande dijo:

    Hola! Me gustó la película, me reí, me entretuvo, pasé un buen rato y creo que ya está , no pasará a mi carpeta “chachi” de superheroes. El doblaje está bien, no cae pesado. Para nada es la mejor película de superheroes, ni de lejos, mas que nada por que lo digo yo. El principio, lo de la escena en pausa, me encantó y lo de la clasificación para mayores de 18 años me parece excesiva, no la fuí a ver con mi hijo de 9 años por lo de la edad, me esperaba algo mas duro y creo que en la televisión ponen cosas mas fuertes en violencia, sexo y lenguaje soez que esta película.

  3. Yo me lo he pasado en grande con esta divertidísima gamberrada, que no pretende ser más que eso. O una super chunga comedia-romántica, como el mismo Deadpool la define. Cierto que el guión es simple, pero esto no tiene que ser malo si es coherente y sólido. Y en este caso lo es. Deadpool sabe a lo que juega y lo hace muy bien, como en sus cómics.

    Discrepo sobre Coloso. Diría más bien que tiene un aspecto “retro”, calcado de los cómics y que, de alguna manera, ayuda a definir la personalidad de este X-man. A mi me mola. Pero no he notado que los efectos de esta peli sean “malotes”. Creo que están en consonancia con el tipo de peli, como ocurre con la película “Lucy”, la pretendida “parodia” de Luc Besson (en la que yo no me subo en ningún momento). Sin embargo, en Guardianes de la Galaxia, repito que está en mi TOP, hay algunos decorados que cantan.

    La voz de Deadpool doblada no me termina de convencer y no es que haya habido un mal trabajo de doblaje, al contrario, creo que es muy bueno. Pero me la imaginaba con una tonalidad más aguda y chillona, más parecida a la versión original.

    Lo único que he echado en falta son las otras dos voces que acompañan a Deadpool en su cabeza, una con sentido común y otra que le anima a cometer las locuras que se le ocurren. Desde luego es difícil de llevar a pantalla, como el sentido arácnido de Spider-Man, pero habría estado genial verle discutir con ellas, como ocurre en los cómics.

    Y no sé si lo habréis hecho vosotros, pero unos pocos y yo hemos aplaudido en el cine con la escena post-crédito.

  4. Me ha parecido una pelicula magnífica y sencilla, que da lo que promete, en la que no paras de reirte y se te pasa enseguida. O sea lo que le pido a cualquier blockbuster. Casi en cada toma hay un chiste o un guiño, si bien la historia es mas simple que comer un yogur, el trabajo de los guionistas en buscarle la vuelta a todo y añadir constantes guiños y referencias es muy buen.

    Tema aparte es que haya padres que lleven a niños pequeños a verla. Lamentable.

  5. Racsober dijo:

    a falta de verla en VO ( supongo que hasta que salga el bluray no podre disfrutarla asi) creo que es un gran doblaje, los chistes esta bastante bien adaptados, y con tener un mínimo de conocimiento no te pierdes nada, en cuanto a la voz, se nota una voz gamberra, pero no irritante como tantas otras comedias que mas que gracia dan rabia, en definitiva, hasta poder verla en VO muy contento con el doblaje

  6. WOS! dijo:

    Yo no sé si es la mejor o no. Pero sí es la que más he disfrutado, seguramente por ser la más gamberra. Se corta más bien poco y creo que su nivel de violencia, lenguaje soez y sus chistes de caca culo pedo pis son del nivel justo, ni se pasan ni se quedan cortos, han encontrado un buen equilibrio. La historia y su guión pues sí, son más simples que un garbanzo, pero como tú bien dices han sabido contarlo todo con mucha gracia y creo que se lo debe en gran parte a su montaje, que intercala el presente con el pasado de Deadpool, haciendo así que se haga más amena la presentación y nacimiento del “héroe” que suele ser lo más coñazo. “Oh no, han matado al tío Ben. OTRA VEZ!”. La he visto en versión original pero también he visto el tráiler en castellano y me temo que Deadpool y sus chorradas pierden gran parte de la gracia en su versión doblada. También es digna de mención su campaña de marketing, la cual ha sido bastante buena, incluso con un tuit en castellano por parte de la cuenta de Ryan Reynolds: “Me llena de orgullo y satisfacción que Deadpool ya esté en cines en España. Vamos a partirnos el ojete que da gusto.”
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s