El odioso Tarantino

  

Seguramente se ha incrementado por las redes sociales, pero ya venía de antes, vivimos en una época en la que el Me Gusta o No Me Gusta lo absorbe todo. Criticar es una de las cosas más fáciles pero a la vez menos útiles del mundo. Seguramente por eso nunca me han interesado los críticos de cine que resumen las cosas en un: Me gustó o no me gustó. Me interesan los analistas que me hacen ver en la película lo que yo no fui capaz de ver.

Pero no es lo que hacemos ahora. Antes de reflexionar y, sobre todo, antes de informarnos, la rapidez de este mundo nos exige tomar postura rápidamente ante las cosas. No se debe tardar más de dos minutos antes de colgar tu tuit de opinión nada más salir del cine. No hay tiempo para pensar referentes, para buscar datos en google. Cuanto antes, en cuanto sale cualquier TT, sentimos la obligación de contar a nuestros seguidores en las redes qué opinamos sobre las cosas. Por eso una vez puse en Twitter que mi frase favorita para poner en un meme sería: “No tengo una opinión clara sobre eso, voy a tomarme mi tiempo para pensarlo y te digo algo”

Esta ansiedad por el posicionamiento en la luz o en la sombra ha provocado también que se pierda una de las cosas más bonitas de la valoración artística: El análisis. en nuestro mundo no cabe la gama de grises: Las cosas deben ser maravillosas o abominables. Es la crisis del matiz. Todo debe ser cero o cien. No me interesa un 36 o un 98.

Por eso, creo que a nadie le va a gustar lo que ha hecho Tarantino. Una película que, seguramente, sólo va a gustarle a él y a cuatro piraos. Si los referentes de las siete películas anteriores eran homenajes al cine menos comercial convertidos en digeribles para la mayoría, aquí ha invertido los términos. Esta es una película conscientemente lenta, conscientemente aburrida. Una trama que podría ser un cien rebajada hasta un cincuenta por una decisión personal del director.

Por eso no paro de leer: La historia podría contarse en hora y media, no hacían falta tres horas… Y tienen razón, y Tarantino lo sabe también, por eso se recrea en esos claramente largos planos de la diligencia, por eso las cosas ocurren deliberadamente lentas, por eso permite una canción ni muy bonita, ni muy animada en mitad de la trama sabiendo que eso va a lastrar el ritmo.


Tarantino ha hecho una película pensando que no nos va a gustar.
Seguramente sabe que su siguiente película (Kill Bill 3) le va a redimir de todas las críticas con esta y ha decidido darse un homenaje, demostrar que adora un tipo de cine al que hasta ahora había rendido homenaje disimulado de comercial y en esta no quiere ocultar.
Ingmar Bergman ya estaba en esos largos diálogos de Reservoir Dogs, Pulp Fiction o Kill Bill, pero el contenido de esos diálogos eran tan disparatado (Like a Virgin, Los masajes en los pies, Superman…) que nos despistaba del referente Bergmaniano (noniano) haciéndonos esas peroratas inolvidables por el humor y la forma en que estaban rodadas… 

En Hateful el homenaje se hace directo: La luz tenue, las palabras arrastradas, la temática incómoda….
El homenaje al western estaba en todas las anteriores, el inicio de Malditos Bastardos es, seguramente, el ejemplo más obvio- Pero el western, como cualquier género, tiene mil matices, y el elegido para ser homenajeado aquí aquí está muy lejos de la comercializad del Espagueti, 
Tarantino se fija aquí en aquellos westerns psicológicos de Anthony Mann, aquellas escenas larguísimas en una cabaña de El Hombre del Oeste, aquellos cowboys torturados de Colorado Jim, incluso aquellas charlas interminables sobre el deber de Dos cabalgan Juntos o La Legión Invencible.
El director elige prescindir casi de los exteriores. Elige dos, si contamos la diligencia, escenarios únicos, elige filmar una obra de teatro inglés (diez negritos) o casi una serie inglesa (arriba y abajo). Elige un tono para decir las cosas muy parecido a aquella obra maestra llamada Lo que Queda del Día. 

Los referentes de esta película son, pues, voluntariamente plomizos, Tarantino ha pretendido hacer una película sin pensar en la gente que va al cine a ver una película de Tarantino, negándoles muchas de las cosas que han marcado su sello, su manera de hacer las anteriores. Y aquí están muchos de los que se quejan de que Tarantino no parece él, olvidando cuando empezaron a ir a verle precisamente porque no se parecía a nadie.
Pero cuidado. Si no te ha gustado la película, seguramente tienes razón. Tarantino ha hecho una película tan fuera de su tiempo, tan en el ritmo de los años cincuenta o sesenta, que es absolutamente lógico que no te guste, que te aburra, que pienses que se podría haber hecho mejor. Tarantino también lo sabe, sólo que no le ha dado la gana porque no era eso lo que buscaba al hacerla.

Por eso para los amantes de la clasificación extrema (cero o cien) esta película probablemente sea un cero y la despacharán con un NO ME GUSTA como una casa, antes de irse a opinar de las cabalgatas, el calentamiento global o el último disco de David Bowie. 



Yo, personalmente, tengo en la cabeza un 85 y la película va creciendo en mi cabeza, las escenas, los diálogos, las interpretaciones, se van haciendo grandes… Voy a esperar a verla de nuevo, pero creo que, en muy pocos meses, esta película será un 95. O un 73… Con ambos me conformo

A los amantes del cero o cien tampoco os gustará este post. Porque no se posiciona. No da mi opinión mascada, salvo la de que me ha gustado más que a muchos  y por motivos diferentes a los que tienen los que la odian. En vuestros comentarios a este post contestaréis muchos: “Pues a mí me gustó o pues a mi no me gustó…” Y eso significará que he fracasado en lo que quería explicar.

La vida, a pesar de que sea más incómodo ir más allá de las reacciones primarias, a pesar de que críticas es más cómodo que análizar, es una gama de grises. 
  

Anuncios

18 comentarios en “El odioso Tarantino

  1. ulises_elgrande dijo:

    Hola! Me gustó y me gustó mucho. En estos días que se están haciendo películas de superheroes, de mundos fantásticos a lo grande. efectos especiales impresionantes, acción y destrucción total, ver una película del oeste con pocos escenarios y decorados aparentemente simples, igual no gusta por que no es lo que se espera. Los diálogos me parecieron fantásticos, y lo que representaba cada personaje? Sabia que no iba a terminar bien. En un momento me recordó a Jackie Brown. En fin, Los odiosos 8 es una muy buena película.

  2. jajaja muy decimononico tu post, pero coincido totalmente, yo tambien le daria ahora mismo un 89 y creo que crecera con el tiempo. Es mas me parece una obra maestra de nuevo de la mano del mejor. Para cuando un Todopoderosos de Tarantino??

  3. No me gustaba el western dijo:

    Pues yo salgo maravillado de como Tarantino una vez más ha hecho algo que sólo el puede hacer. Un género del que no soy el mayor amante, el western, y ha conseguido que desee volver a ver sus dos películas de ese género.
    Por desgracia no pude verla en inglés, pero me queda una duda, qué tal es el papel de Tim Roth en V.O,? en español, es el típico papel de Tarantino que recordaré siempre, como el de Cristoph Waltz en Malditos Bastardos. Y como bien dijisteis el otro día, cada personaje merece un spin-off. Para alguien que adore la primera escena de Reservoir Dogs, la primera de Malditos Bastardos o las conversaciones entre Travolta y Samuel L Jackson, esta película es imperdible.
    Lo peor: que nos queda poco de Tarantino. 10 se me hacen cortas.

    A seguir disfrutando del arte Arturo.

  4. Yo la vi no hace mucho, me queda volver a verla en el cine porque creo que merece la pena.

    Yo esperaba ver un Reservoir Dogs, Jango, Malditos Bastardos, etc y te encuentras (como bien dices) una película muy larga, de planos estirados, diálogos lentos y mascados, puede que no sea mi película favorita de Tarantino, ni la peor (ese puesto lo tiene Jackie Brown), pero es una película que he llegado a disfrutar, porque aunque estirados tienen esos diálogos geniales que hacen de esta una película muy amena.

    Un saludo.

  5. KillBilliano dijo:

    A mi me ha parecido una gran película, casi 3 horas que me han mantenido pegado al asiento, por lo que estoy deseando verla otra vez. Entiendo también que sea la película “menos comercial”, y que a mucha gente cuando vaya media hora de metraje piense si ha entrado a la sala correcta.
    Lo que si me ha pasado es que siempre que he visto una película de Tarantino, del que soy muy muy fan (en especial Kill Bill y Pulp Fiction), al acabar estaba deseando de hacerme con la banda sonora cuanto antes, incluso la de Death Proof, a pesar de que es la película que menos me gusta con diferencia de su filmografia. En cambio, con The Hateful Eight he salido del cine (repito, me ha gustado mucho) con la extraña sensación de no recordar practicamente nada de la banda sonora, y lo que recordaba era una canción de White Stripes no muy allá que digamos, y los acordes de Morricone, del que me ha recordado en algún momento a la Cosa.
    Tarantino ha reconocido más de una vez que después de Jackie Brown y de Death Proof se sintió contrariado debido a la poca repercusión y éxito de éstas, pero que le daba un poco igual porque eran las pelis que él quería hacer, por eso las siguientes películas, por lo menos así lo recuerdo yo, fueron torpedeadas mediáticamente, como fueron Kill Bill con una actriz de renombre (practicamente recuerdo en cada marquesina de mi ciudad a Uma Thurman enfundada de forma sexy en el mono amarillo y katana en mano), y Malditos Bastardos, que con el nombre de Brad Pitt ya arrastra a mles de personas a verla aunque no sepan ni de que va. En cambio con ésta, apenas la he visto promocionarse, salvo las filtraciones de guión, la poli de Nueva York contra Tarantino, los clásicos anuncios en Tv de 5 segundos diciendo en los mejores cines, y tal y cual, y eso que yo me he interesado y la he estado siguiendo desde hace meses cuando se inició el rodaje, que para la mayoría de gente “normal” cuando haya ido al cine este fin de semana habrá pensado: “Anda estrenan una de Tarantino, no lo sabía”.
    En resumen, que aunque vaya mucha gente a verla, y reciba miles de críticas y votos por internet, me parece que será olvidable injustamente para muchos, y pasará a la trilogía de películas “infravaloradas” de Tarantino, por eso pienso, como tú has dicho, que la próxima peli que haga, sea Kill Bill Vol.3 (ojalá) u otro western, o quizá esto último mezclado con lo penúltimo, será más mediático.
    Un saludo y perdón por el tostón y las perolas mentales que he soltado, pero es que lo pienso asi 😀

  6. Yo sabía lo que iba a ver y es lo que he visto, una película de Tarantino. Cada una de las 8 películas son diferentes, cada una de las 8 películas me ha gustado en mayor o menor medida. Lo que me sería imposible decir, es “No me ha gustado”, significaría que necesito verla unas cuantas veces más. Saludos Arturo 😉

  7. Sergio dijo:

    Yo admiro mucho el trabajo de Tarantino y adoro la saga Kill Bill, sin desmerecer el resto de su filmografía, me posiciono en un 77% a favor
    de la tortilla de patatas con cebolla 🙂

  8. Rocío dijo:

    Desde el cariño y la admiración que te tengo Arturo, dale una vuelta al post que se te han ido bastantes fallos a la hora de escribir (esto lo escribe la filóloga pesada y tiquismiquis que hay en mí). En cuanto al contenido, he pecado de pensar en cuanto la he visto que me gusta, que me encanta la película, pero necesitaré un segundo visionado también para corroborar hasta donde me ha gustado.

  9. antonio dijo:

    Un conocido lejano me tiene hypeado, me dijo que es la mejor película que ha visto en su vida, decir que es un tipo duro dando calificaciones en filmaffinity, un 10 le dio. Ahora leyendo el artículo de Arturo parece ser que es un largometraje lento.Por poner un ejemplo, “her” de Joaquín phoenix es una película lenta y me pareció una obra maestra.
    En referencia al tema de valorar de forma “gris”, me paso hace poco con la última de star wars, tiene cosas muy buenas y otras q no lo son, por ello digo que me gusta pero con matices y expongo lo que no me ha parecido bien.

  10. Andrés Herranz dijo:

    También hay algo muy bonito, poco frecuente y mal visto, que es cambiar de opinión. Emitir una crítica precipitada, informarse, dejarse convencer, rectificar o reafirmarse en la primera impresión. Sanísimo.

  11. Emilia Sanjuan Deltell dijo:

    He leído tantos comentarios opuestos de esta película que me va a resultar difícil verla de modo imparcial,de todos modos voy a intentar mantener la mente en modo”avión”para ir al cine…ya te contaré mi veredicto aunque no es que te vaya a quitar el sueño….Y sí,yo también pienso que en la vida hay más grises que blancos y negros .Un saludo Arturo,me ha gustado mucho tu artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s